El informático antitecnología

¿Se puede ser informático y ser anti-tecnólogo? Con este artículo quiero cuestionar la utilidad de ciertos avances tecnológicos de los últimos años. Incluso aquellos que han triunfado en la sociedad. Parece raro que un informático quiera cometer tal fechoría. O quizá todo lo contrario, quizá alguien del sector sea el mejor posicionado para poner en duda ciertos avances.

Pero, y aunque no tenga mucho que ver con el tema principal de este artículo, empecemos por desmontar la profesión de informático. Realmente ¡No existe! Existen profesiones especificas dentro de este mundillo, como programadores, administradores de sistemas, maquetadores, expertos de usabilidad, … .

También querría aclarar que no voy a criticar ni a cuestionar de forma absoluta la utilidad de ciertos avances tecnológicos, seguramente son útiles en determinados sectores, o para determinadas tareas, pero bajo mi punto de vista, no lo son tanto para el grueso de la sociedad.

Tablets:

Empecemos con el plato fuerte. Seguramente muchos pensaréis: «¡Este tío está loco! ¿Cómo puede cuestionar la utilidad de las tablets?». Hoy en día, quien más y quien menos tiene alguna en casa. Algunas de ellas son:

Sí, tener una tablet mola… mazo. Pero hasta la fecha no he encontrado a nadie que me sepa decir una utilidad que no sea leer el periódico o consultar el correo. Por supuesto hay gente que viaja mucho, por trabajo y un atablet les va de fábula para trabajar en los trayectos. Pero es que la mayoría trabajamos en un sitio fijo y creo que la utilidad de la tablet termina limitándose a leer el periódico desde el sofá.

Cargadores inalámbricos:

Este es un invento algo más nuevo. Resulta que en el trabajo nos han regalado uno a cada trabajador. Ahora, el cable que antes conectaba al móvil, ahora lo conecto al cargador inalámbrico. Es decir, no me ahorro nada. O prácticamente nada. Quizá pueden resultar algo más útiles en los coches, puesto que al dejar el móvil en cierto sitio, consigues que se cargue sin tener que ir conectando cables. Más allá de eso le veo poca utilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *